Un inventor y su hija viven entre herramientas, maquinarias y nuevos proyectos. Se hacen compañía, comparten la pasión por Batman, se divierten. El Concurso Mundial de Inventos está muy cerca y todos esperan que nuestro protagonista lo gane. Ya lo ha hecho en ediciones anteriores, con inventos como la "Ramploz", la "Teleradior", la "Witok"... Pero, esta vez, la suerte no lo acompaña y sus conocimientos no alcanzan. Un extraño personaje parece empeorar la situación. Y el gran concurso está cada vez más cerca...
Títeres mecánicos, situaciones cómicas, inventos sorprendentes con nombres disparatados, hacen de esta propuesta una oportunidad excelente para disfrutar con toda la familia.


Nuestra imaginación vuela, nosotros somos las sombras que proyecta sobre la tierra. (Vladimir Nabokov)
Sentir el latido de la vida
junto a nuestros
espectadores