Igual que “Fedro y el Dragón” pero…en pequeñito.
Para que pueda montarse en espacios reducidos y que no pueden oscurecerse totalmente.


Nuestra imaginación vuela, nosotros somos las sombras que proyecta sobre la tierra. (Vladimir Nabokov)
Sentir el latido de la vida
junto a nuestros
espectadores